Mesa de Análisis y Desarrollo

Espacio para el debate de las ideas, la reflexión y propuestas que apuestan al desarrollo

FRENTE PROGRESISTA JUAN BOSCH: ORIGEN Y PROPOSITO

FRENTE PROGRESISTA JUAN BOSCH: ORIGEN Y PROPOSITO

Por  Domingo A. Núñez Polanco

Coordinador Nacional del Frente Progresista Profesor Juan Bosch

Exposición  de Domingo Núñez  Polanco    sobre  el Frente Progresista Profesor Juan Bosch, a un grupo de ciudadanos con deseos de participar, pero sobre todo participar en una propuesta seria y generosa con vocación y decisión real de un nuevo rumbo.

IMG-20110520-00773_2

Buenas tarde hermanos, amigos y compañeros, bienvenidos todos.

En esta tierra de Duarte, Luperón, Tomás Fernández Domínguez y Juan Bosch.

Tierra de grandes hombres y mujeres que han llenado de gloria el camino hacia las luchas libertarias en defensa de las causas más nobles y justas de la nación dominicana.

En esta patria nuestra, estamos convocados a una cita con la historia.

La historia esta pariendo una nueva generación de dominicanos y dominicanas, con ideas nuevas y progresistas, llamada a transformar la forma de hacer política en la república Dominicana.

De un tiempo a esta parte un grupo de miembros y dirigentes medios del PLD y de otras organizaciones políticas, profesionales comprometidos con las mejores causas del pueblo dominicano, dirigentes del movimiento social, ciudadanos comprometidos por un mejor destino para la patria Quisqueyana, han creado un espacio para la reflexión, el debate, propuesta y organización a la luz de nuestra realidad  económica, social  y política, el Frente Progresista Profesor Juan Bosch.

No hay duda y es evidente  que la clase  política, en nuestro país, se ha separado del ciudadano común.

Este divorcio se da de varias maneras: por un lado, de la manera más elemental, al dejar de tomar en cuenta los intereses de la sociedad y darle prioridad a los del grupo o los personales.

Los partidos políticos tradicionales ya no escuchan lo que la gente dice, quiere o necesita. No hay un diálogo real entre ellos y la sociedad.

Un reflejo de estos problemas es el abandono de las demandas sociales y ciudadanas en las actividades diarias de los partidos.

En el mejor de los casos, las agendas de los partidos tradicionales se limitan a planear las actividades electorales, pero cotidianamente las discusiones versan sobre los conflictos internos, las ofensas y cuentas pendientes de un grupo con otro.

La mayor parte de nuestros políticos  se la dan de pragmático; una cierta dosis de pragmatismo es necesaria en la actividad política; pero cuando ésta se lleva más allá de ciertos límites, el problema es que se fomentan ideas contrarias a los principios  y valores.

En el mundo actual, la humanidad no está en  su mejor momento; recordamos el hecho y no lo perdemos de vista y es que solo al doblar la esquina, a finales del dos mil ocho (2008) El sistema capitalista, dio inicio a una de sus peores crisis  en la historia del capitalismo mundial, no solo en términos del desarrollo económico, seguridad alimentaria, también lo es en el pensamiento social, humano y ético.

En la actualidad, el capitalismo, ha pasado y está pasando por un conjunto de crisis económicas, financieras, monetarias y alimentarias  parciales o globales, nada menos que en  los países más desarrollados del planeta, resolver el problema los ha llevado a generar otros que afectan en forma desigual a los países en vías de desarrollo.

Los efectos de estos cambios a nivel global, han impactado de manera negativa en el medio local. De ahí, que hemos  tomado muy en serio estos procesos de crisis global y muy especialmente en el mundo desarrollado.

Se globalizan la información y las corrientes financieras, pero no los derechos de la gente, ni el desarrollo humanó, ni el bienestar.

La  carencia de bienes y servicios básicos, es generador de frustración, de actitudes desesperadas, de indignación, de violencia; y no son pocos, o sea nada menos que 3.000 millones de seres humanos pueden sufrir hoy en el mundo este sentimiento de injusticia” y nuestro país no escapa a semejante realidad.

Como resultado de estos procesos globales, el país sufre permanentemente los riesgos y amenazas que incluyen, además de los efectos del cambio climático, las graves incidencias de la crisis sistémica.

Hay cientos  de miles de dominicanos en este siglo XXI que aún no pueden realizar una comida digna a lo largo del día, tienen que conformarse con una alimentación deficiente y viviendo en  extrema pobreza. Son pobres entre los pobres.  Y esto es un escándalo porque tenemos los medios para paliarlos pero no nos atrevemos a ponernos en marcha. Apostar por el desarrollo del  país,  es una solución viable y factible.

 Ante este panorama, se requiere urgentemente la construcción de una nueva alternativa, de una gran proyecto político social que afecte las relaciones de producción, distribución y dominación  que promueva y potencie la participación protagónica del pueblo y sirva para desarrollar una cultura solidaria y del compromiso con un desarrollo económico, social y político integral sustentable.

“Esta tierra es de los dominicanos, no de un grupo de dominicanos;  su riqueza es para los dominicanos, no para un grupo de dominicanos; que su destino es el de la libertad (el progreso), no el de la esclavitud (no  el de la pobreza); que su función es unirse a América en un camino abierto y franco hacia el disfrute de todo lo que significa para los pueblos la libertad pública y la justicia social”. Juan Bosch

El objetivo de este espacio socio-político es ubicar ciertos rasgos y tendencias en medio de una diversidad de modelos, para reflexionar, a la luz de nuestra realidad  Dominicana sobre la perspectiva de la  constitución de  un movimiento político democrático y progresista  que construya una alternativa que aglutine fuerzas sociales y políticas que en verdad aspiren una República Dominicana con justicia social, una sociedad de oportunidades, sin exclusión y que todos los dominicanos podamos vivir en dignidad.

En esa línea de pensamiento y propósito entendemos que hoy, más que nunca, en la República Dominicana, se hace impostergable una nueva forma de hacer política.

¿Cuál sería la nueva forma de hacer política?

El político debe crear metodologías de intervención social  seria y  transparente, con una fuerte y profunda sensibilidad humana, nada de demagogia, populismo y clientelismo.

En el Frente Progresista Profesor Juan Bosch nos proponemos trabajar con las comunidades, Organizarlas e incorporarlas a gestiones  y acciones de carácter social en el  esquema de un modelo de economía solidaria, social y participativa Incorporando principios y valores solidarios, de equidad y justicia social, así potencializamos las capacidades creativas y organizativas de los grupos organizados y comunidades.

Las  comunidades  tienen que ser objeto y sujeto de su propio desarrollo.

Los  que  formamos  parte del el Frente Progresista Profesor Juan Bosch somos demócratas y progresistas, y proponemos un nuevo alineamiento político.

En realidad, la reconfiguración del pensamiento progresista a la que aspiramos implica el trazado de una frontera entre las fuerzas que se han abanderado de la doctrina Boschista con valores auténticos y otras corrientes que últimamente han manifestado una excesiva flexibilidad respecto de esos valores.

Nuestra iniciativa hunde sus raíces en  los referentes  históricos que le dieron origen al PLD, especialmente en el pensamiento ético,  humanista y patriótico, ejes temáticos de los principios de la teoría Boschista.

Nos proponemos hacer del Frente Progresista Profesor Juan Bosch  una organización política  de carácter Nacional Constituida por dominicanos y dominicanas encarnado en los principios y normas que establece  el estado de derecho consagrado y sustentado por la ONU.

El  Frente Progresista Profesor Juan Bosch se define como un amplio movimiento  democrático  en una concepción de progreso de la sociedad y que abandera como principios irrenunciables los  siguientes:

Es un instrumento de promoción de los valores históricos, culturales, socioeconómicos y humanistas de la  República dominicana  enarbolados por nuestros más preclaros referentes paradigmáticos, el Profesor Juan Bosch, Juan Pablo Duarte y el General Gregorio Luperón.

El FP tiene como proceso de toma de decisiones el centralismo democrático y rechaza cualquier forma de dirección autoritaria o despótica;

Objeta el paternalismo y el clientelismo como respuesta a los males que afectan a nuestro país;

El  Frente Progresista Profesor Juan Bosch se constituye en un instrumento de Organización  que recoge las aspiraciones, intereses y demandas de la ciudadanía.  Se compromete con las mejores causas del pueblo.

Es propósito del Frente  contribuir a la creación de la dimensión ética e igualitaria de la política, sustentada en el humanismo, los derechos humanos, en los valores del pensamiento   crítico, el compromiso democrático y la vocación social.

La participación política debe entenderse como una tarea de servicio público y representación de los diversos intereses y aspiraciones de la sociedad.

Las políticas del Frente se norman en la ética, los principios democráticos, la crítica y autocrítica constructivas; y la acción libre, honesta y responsable de sus dirigentes   y miembros.

El FP  se propone la construcción de una nueva cultura política fundada en  valores, y espacios  para el  debate de las ideas, la autogestión ciudadana y la solidaridad  como alternativa   a las formas de hacer política clientelar y populista del liderazgo político tradicional.

Esta forma de hacer política debe ser compromiso de cada uno de las y los miembros  del FP  no sólo de cara a la sociedad sino también en nuestra actividad  al  interior del Frente, donde debemos actuar con responsabilidad y discreción para resolver  nuestras diferencias.

El  Frente  reconoce que las mujeres y los hombres somos igualmente diferentes y es a  partir de esa igualdad en la diferencia que nuestro Movimiento, asegura  la paridad de género en la participación  de las mujeres en los espacios de toma de decisiones al interior del FP,  y en todos los ámbitos de la vida social, económica,  política y cultural.

El Frente Progresista Profesor Juan Bosch postula la formación de un Estado democrático y social en el que todos los órdenes de gobierno rindan cuentas a la ciudadanía, y  que exista transparencia en la administración de los recursos y eficiencia en sus programas y acciones de gobierno. Se debe erradicar en forma definitiva la corrupción, la arbitrariedad y el autoritarismo. (Postulados, todos sintetizados en la constitución más  progresista de la historia política Dominicana, la constitución de 1963.

 El conocimiento, las artes y el desarrollo científico y tecnológico, son una fuente de enriquecimiento y de expansión del potencial humano. Por ello, lucharemos por ampliar los espacios para su expresión, auspiciar su desarrollo libre y espontáneo y el acceso de toda la población a su disfrute.

La defensa y protección del medio ambiente es una de las grandes tareas de la humanidad y debe ser considerado un asunto de sobrevivencia y seguridad nacional. Por ello, el Frente Progresista Profesor Juan Bosch se pronuncia por un desarrollo sostenido y sustentable que satisfaga las necesidades de las generaciones presentes y futuras, basado en la preservación actual de los recursos humanos y naturales.

El Frente Progresista Profesor Juan Bosch se pronuncia por un orden internacional basado en la paz, el respeto a la soberanía de los países, en la ayuda y la cooperación económica a las naciones más necesitadas, en el intercambio comercial, científico, tecnológico y cultural que apunten hacia el desarrollo y el bienestar de todos los países.

El FP se pronuncia igualmente por la asociación de países a nivel regional y mundial, especialmente con nuestros hermanos de América Latina, con fines comerciales, culturales y políticos siempre y cuando estas asociaciones tiendan a superar las desigualdades y sirvan para que los países de menor desarrollo alcancen niveles superiores de bienestar.

El Frente asume y declara su solidaridad con los movimientos libertarios de nuestros pueblos latinoamericanos. Asistimos a la emergencia de movimientos sociales de nuevo tipo, que son parte de la lucha mundial por la democracia y la justicia social; el Frente Progresista Profesor Juan Bosch, se identifica con ellos y se declara parte de los mismos.

En su Líneas programáticas y estratégicas  el  Frente Progresista Profesor Juan Bosch se propone ser  un movimiento  político nacional en permanente transformación interna, que mantendrá el compromiso de anticipar y adecuar sus planes, programas y acciones a los cambios vertiginosos del mundo moderno, mediante la integración de propuestas visionarias y estratégicas de largo plazo que lo ubiquen como una  organización de vanguardia en el siglo XXI.

Impulsaremos  la participación ciudadana que se expresa en la diversidad social de la nación dominicana con la presencia predominante y activa de las clases mayoritarias, urbanas y rurales, que viven de su trabajo, manual e intelectual, y de los grupos y organizaciones constituidos por jóvenes, hombres, mujeres, adultos mayores y personas con discapacidad cuya acción política y social permanente, fortalece las bases sociales de la sociedad dominicana.

Dentro de su línea  programática el FP tiene en primer orden la organización de una gran parte del pueblo a través de organizaciones adherentes: sectoriales, Territoriales y populares. Las organizaciones adherentes podrán agruparse en los sectores del Frente, de acuerdo con el carácter preponderante de sus intereses, territoriales, sectoriales, ciudadanos y de clases.

 Las organizaciones de los sectores adherentes conservan su autonomía, dirección y disciplina interna en cuanto a la realización de sus fines propios. La acción política de los miembros, que a su vez lo sean del FP, se realizará dentro de la estructura y organización partidista y con sujeción a normas y principios propios del Frente.

“Duarte tuvo el coraje de creer que en un territorio pequeño, deshabitado e incomunicado interior y exteriormente podía establecerse una república. Para creer eso era necesario tener una fe inconmovible en la capacidad de lucha del pueblo dominicano, y Duarte la tuvo”. “Una cosa es tener creencia y poner en ella toda la fe de que es capaz el alma humana y otra cosa es dedicarse a convertir esa creencia en realidad, y Duarte fue capaz de hacer esto último. Ahora bien, para hacerlo tuvo que escoger un método de organización (…): fundar una asociación secreta formada por doce hombres, todos jóvenes, que el propio Duarte escogió tomando en cuenta sus condiciones intelectuales, morales y hasta físicas; es decir, tomando en cuenta su calidad. Para Duarte, la lucha que debía llevarse a cabo tenía que ser organizada partiendo de la calidad política y humana de los que iban a dirigirla”. Juan Bosch

En el marco de su línea programática y estratégica  la educación política y social adquiere dimensiones de carácter obligatorio para sus miembros  y lo propio para las organizaciones adherentes.

Es de interés estratégico la proliferación de los talleres de “Formación Política y desarrollo” en todas las aéreas o territorios funcionales donde haya estructura del FP.

Con los talleres de formación política y desarrollo nos proponemos como objetivo fundamental crear conciencia social y política entre los ciudadanos.

Para los ciudadanos que viven en estado de exclusión,  es necesario crear espacios de diálogo y reflexión crítica sobre las causas de su propia situación de carencias y pobreza; y a partir de ello organizarlo y movilizarlo para construir estructuras sociales, económica y políticas alternativas.  Significar la gran contradicción en nuestros países: grandes masas de pobres en un país rico en recursos naturales.

A lo largo de estos talleres trataremos de profundizar preguntas como las que provoca esa contradicción

 (¿Por qué seguimos siendo pobres, teniendo tantos recursos naturales?) y procuraremos de encontrar respuestas de manera clara y convincente.

Este proceso educativo lo haremos partiendo de nuestra propia realidad, o para mejor decirlo, de nuestras diversas realidades de pobreza, en nuestros barrios, ciudades y campos.

La pobreza no es una fatalidad del destino ni el resultado del castigo de Dios. Ni es el resultado de nuestros vicios y flojera. Existen estructuras y mecanismos que  reproducen la pobreza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: