Mesa de Análisis y Desarrollo

Espacio para el debate de las ideas, la reflexión y propuestas que apuestan al desarrollo

¿El capitalismo? Bien, gracias

 

Mientras unos andan vendiendo humo (la recuperación económica) y otros comprando humo (dar más dinero para cuestiones sociales, véase la novela de sobremesa que protagonizan PSOE y Podemos en el Estado español, España para otras latitudes) la cuestión es que ambas cuestiones son eso, humo.
El capitalismo está de capa caída y uno de sus máximos exponentes, Alemania, está comenzando a ponerse de los nervios porque su buque insignia, su gran banco, el Deutsche Bank (Banco Alemán) se cae a pedazos.
Los medios de propaganda nos entretienen con que China está de capa caída, que su crecimiento -repito, crecimiento- se ralentiza y que esto está provocando la desaceleración de la recuperación económica. ¿De veras? La crisis es estructural y no hay nada ni nadie que la pare. Estamos en una situación idéntica a la de 2008, cuando comenzó todo. Es decir, se ha vuelto a los orígenes.
¿Alguien se acuerda del banco Lehman Brothers de EEUU? Supongo que no. Los bancos de EEUU, el propio gobierno de EEUU negaban y negaban crisis alguna en este banco hasta que fue imposible ocultarlo y entonces comenzó la crisis a gran escala. Eso mismo está ocurriendo ahora con Alemania y su banco. Merkel no puede reconocer la situación ni a nivel interno ni a nivel externo. A nivel interno, añadido a lo de los refugiados, supondría su fin político. A nivel externo, eso de “la locomotora alemana” y el papel hegemónico que juega en Europa terminaría. Sobre todo, porque ya en lo que va de año la producción industrial ha caído el 1’2% (y esta es una de las razones por las que la patronal alemana, otra vez, ha vuelto a pedir el levantamiento de las sanciones a Rusia).
Como no soy economista y, además, soy muy malo en matemáticas no puedo adelantar acontecimientos porque todo se está moviendo a una velocidad increíble. Lo que dices hoy, mañana ya está desfasado. Pero viendo cómo están las cosas, los movimientos que se están haciendo y el pudor con que se abordan en los medios de propaganda hay que ser algo audaz y atreverse con las predicciones. Además, conozco un poco Alemania así que no me suena muy raro.
La cosa comenzó hace un par de años al publicitar el DB una rebaja de hasta el 30% en sus acciones como forma de atraer inversores y aumentar su liquidez. Hace un año, el DB fue uno de los más feroces partidarios de quebrar a Syriza y hacer que tragase por el aro de la deuda ante la amenaza de un hipotético impago de la misma. ¿Por qué? Pues ahora sabemos que el DB tiene unas pérdidas de 6.700 millones de euros y que en lo que va de año sus acciones han perdido el 36% de su valor. Por eso Alemania tenía que doblegar a Syriza, lo que consiguió, y con muy buenos resultados. Si Syriza hubiese resistido, el DB se habría convertido en el Titanic de Merkel.
Pero resulta que el DB no es más que el buque insignia de una flota que se hunde. Otros grandes bancos, de esos que los medios de propaganda siempre nos dirán que son “demasiado grandes para quebrar” (que es lo mismo que se dijo de Lehman Brothers) están en la misma situación: Credit Suisse (que ha perdido 5.500 millones de euros y despedido a 4.000 trabajadores), HSBC, BNP Paribas… Al lado de éstos, los bancos españoles son simples huchas de ahorro de los niños aunque también se dice que el Banco Santander estaría en esta misma situación. Hay quien habla de “Armagedon financiero”, algo así como el fin del sueño europeo, si es que aún existe.
Los problemas de estos grandes buques de la flota europea han hecho que todas, repito, todas las bolsas de Europa hayan perdido ya una quinta parte de todas sus ganancias. Bien, eso es bueno para nosotros. Porque a poco que nos pongamos a pensar -a ver, chicos y chicas de Podemos, que os andáis por las ramitas de gallineros y demás tonterías- veremos que estamos como hace ocho años y con los mismos protagonistas, los bancos.
Y aquí tenemos a los siempre entusiastas syrizianos, preocupados por la situación y por “el futuro de las reformas del gobierno”. Dado que se hicieron rápidamente sumisos ante las exigencias del FMI, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea (la famosa troika, ahora llamada por Grecia “las instituciones”) les preocupa que toda su sumisión no haya servido para nada… más que mantenerse ellos y ellas en el poder.
Porque, además, también los bancos de Japón tienen algo más que un resfriado (el gobierno japonés ha impuesto las tasas de interés negativas para evitar que los bancos den más préstamos porque, dicen, luego no se pueden cobrar) y lo mismo hay que decir de los de EEUU, además de otros datos de este país que, se supone, aún es la locomotora -junto a China- del capitalismo mundial como son que el paro aumentó el 218% en enero y que los pedidos a las fábricas de todo tipo llevan cayendo desde hace 14 meses. A lo mejor esto ayuda a entender por qué se vota a Trump y Sanders.
La próxima gran crisis del capitalismo ya está aquí y lo que vemos son los primeros capítulos de algo que será mucho más catastrófico que lo vivido desde el 2008 hasta ahora. Salvo que haya un movimiento sorpresa, tipo guerra (y aquí hay que prestar atención a Siria).
Pero mientras tanto, unos a seguir vendiendo humo y otros a seguir comprando humo.
El Lince
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: